RSR

Raquel Salas Rivera es una poeta puertorriqueña que vive en Filadelfia. Si para Roque Dalton no existe revolución sin poesía, para Raquel no existe poesía sin Puerto Rico.

“Raquel quizás creerá en la inocencia, pero ponen su fe en el impacto. Cada golpe es una inhalación repentina, y cada poema es un mantra. Sus poemas son pequeños, pero no por ello son menos poderosos, creando tensión acumulativa. […] Raquel se abre a nosotros, y nos unimos a Raquel—como amigos, como familia, como guerreros. Su inversión en la fuerza numérica significa que estos poemas colectivamente se tornan más y más poderosos con cada repetición, mientras cada uno de nosotros adquiere fuerza de los demás. Esta inversión significa que nosotros adquirimos fuerza al unirnos a su mundo. Raquel nos llama, ‘ven aquí/ te invoco. invoquémonos juntos,” y juntos, nos invocamos.”

—Carmen Giménez Smith

​”Raquel Salas Rivera es bruja. Es también poeta, pero es más bruja que poeta. La hubieran quemado en la hoguera, de seguro, a no ser por un minúsculo detalle. Ha nacido en una época épica en la que se puede decir lo que ella dice, pero con un precio. El precio es ser tildada de infractora. Eso hace con las palabras. Rompe, tira, lanza.”

—Yolanda Arroyo Pizarro

“Los poemas de Salas Rivera, casi siempre declamados y publicados en español con traducciones al inglés, buscan explotar esta etapa intermedia, aunque se visten con la cara de original vs. traducción. Estos momentos de traducción transformada o traducción excluida […] brillan aún más cuando el lector es bilingüe. […Salas Rivera] relaja la conexión entre el lector y el hablante proyectado y crea una intimidad retórica en el espacio de la lectura.”

—Gabriel Ojeda Sague